Skip to main content
CarritoClose Cart

Frederique Constant & seconde/seconde/
demuestran el alcance del ensamblaje manual de la Manufactura con dos Ediciones Limitadas Slimline Moonphase Date Manufacture impregnadas de un toque de humor y locura.

Frederique Constant se enorgullece de ser una auténtica manufactura relojera suiza que crea sus propios movimientos y ensambla sus relojes a mano. Sin embargo, este hecho no siempre se destaca de forma prominente. La marca pidió al artista francés seconde/seconde/ que encontrara la manera de transmitir el mensaje con su estilo distintivo y descarado. Puede que haya ido demasiado lejos. El resultado son dos ediciones limitadas modificadas del Slimline Moonphase Date Manufacture: una en acero limitada a 100 ejemplares, y la segunda en acero con corona y elementos de la esfera en tono oro rosa, limitada a 10 piezas.

seconde/seconde/ sobre las ediciones limitadas del Slimline Moonphase Date Manufacture de Frederique Constant.

A medio camino entre comentarista, cómico, hacker relojero e incluso artista de guerrilla, Romaric André es más conocido en el mundo entero bajo su alias seconde/seconde/. En pocos años, seconde/seconde/ se ha convertido en un pilar en los radares de muchos coleccionistas de relojes. Desde la edición de relojes vintage con elementos lúdicos hasta la colaboración con marcas de todos los tamaños y segmentos de precios, seconde/seconde/ encontró en la industria relojera un terreno de juego perfecto y en cierto modo sin explotar para combinar sus dos pasiones: la sátira y la horología.

unnamed

Para su primera colaboración con Frederique Constant, seconde/seconde/ ha querido arrojar luz sobre lo que considera el mayor punto fuerte (y tal vez la mayor frustración) de la marca: el ensamblaje a mano de sus relojes.

unnamed (1)

A primera vista, desde la distancia, el Slimline Moonphase Date Manufacture parece… totalmente normal. La caja de acero inoxidable de 42 mm finamente pulida y dividida en tres partes, la esfera plateada mate sutilmente brillante y la armoniosa indicación de las fases de la luna y la fecha están ahí. Sin embargo, una mirada más atenta revela que nada es lo que parece. En la edición exclusiva en línea, la corona, las agujas y los índices aplicados reflejan un tono de oro rosa que contrasta con la frialdad de los elementos de acero y plata. Pero eso es sólo el principio.

Sin embargo, para seconde/seconde/ tiene todo el sentido: resaltar el aspecto artesanal del Slimline Moonphase Date Manufacture de Frederique Constant incorporando un poco de error humano.

En el reverso de la caja, la vitrina abierta viene acompañada de una especie de descargo de responsabilidad que resume a la perfección esta colaboración inesperada y sin precedentes: «¿Cómo decirle al mundo que el montaje manual es la esencia de nuestra Manufactura? Se lo preguntamos al artista seconde/seconde/. Él lo llevó demasiado lejos».

unnamed (2)

¿Quién dice que la relojería seria no puede ser alegre?

unnamed (3)