Skip to main content
CarritoClose Cart

FREDERIQUE CONSTANT x THE AVENER:
DOBLE SERIE LIMITADA

Desde que anunciaron su asociación en junio de 2022, Frederique Constant y el músico y productor francés The Avener han estado trabajando en sus próximos éxitos. Ahora se revelan dos series limitadas en caja de acero de 39 mm, diseñadas por el artista y producidas en 432 ejemplares cada una. Un número que no debe nada al azar: 432 Hz se considera la frecuencia perfecta, la que calma, la de la armonía absoluta. La primera creación ofrece una esfera negra en la que destacan las oscilaciones de frecuencia que los artistas siguen en el estudio de su consola en un azul intenso que evoca los decorados que The Avener ofrece en plena noche. La segunda es completamente negra, y en ella las mismas oscilaciones se distinguen por un sutil juego de relieves y acabados, siguiendo un patrón circular. Cada reloj lleva la expresión «a tempo» (o reanudación del ritmo), muy apreciada por el artista.

Frederique Constant y The Avener estaban hechos para encontrarse. Por un lado y desde su regreso a la primera plana en 2020, la colección Highlife ha seducido a una juventud pop y urbana, alineada con el ritmo de la relojería suiza de precisión, perfectamente acabada y a un precio justo. Una pieza moderna, con un brazalete intercambiable integrado y un diseño delgado y sutil plasmado en una caja de acero de 39 mm.

Por el otro, The Avener que, con más de un millón de álbumes vendidos desde su primera obra, se estableció en un tiempo récord en la escena electro. Ecléctico, inspirándose en las profundidades del blues y en el sonido del house moderno, el artista de 36 años ya lleva más de 20 en el negocio. Un músico y productor emblemático, el de la generación Highlife.

unnamed

DOS EDICIONES LIMITADAS EXCLUSIVAS

Hoy, dos modelos, cada uno producido en una edición de 432 unidades, celebran esta amistad relojera-musical. 432 Hz se considera la frecuencia perfecta, la que calma, la de la armonía absoluta. En su interior late el calibre automático FC-303. Visible en la parte trasera a través de un cristal de zafiro antirreflectante, ofrece 38 horas de reserva de marcha. Por el lado de la esfera, tres agujas y una ventanilla de fecha proporcionan la medida del tiempo. Las palabras «a tempo» cubren esta última.

unnamed (1)

Muy apreciadas por The Avener, expresan en una partitura la reanudación del tempo normal después de un paréntesis más rápido o más lento: una reanudación del ritmo en BPM, o Beats Per Minute, como los DJ prefieren decir sobre sus éxitos.

Cada esfera traduce las oscilaciones, tal como se siguen en los monitores de estudio. En la primera pieza atraviesa la esfera del Highlife, en azul sobre una esfera negra. Este color tiene un significado muy especial para The Avener: el azul de su primer álbum, un éxito mundial impulsado por el single Fade Out Lines. La creación parece capturar un fragmento de su música, unos compases de partituras. Una esfera que combina el ritmo del músico y productor con el de la mecánica suiza de precisión.

La segunda pieza es la de los sets nocturnos: pulsera negra, caja DLC* negra, esfera negra, revestimiento luminiscente negro, ventana de fecha sobre fondo negro. Sólo las agujas y los índices salen al compás. Las oscilaciones aquí son concéntricas, comenzando desde el centro, un guiño al acabado de rayos de sol tan apreciado por el fabricante ginebrino. The Avener lo desvía simbólicamente en favor de un acabado electro donde sólo emergen en relieve y brillantes los cursores de la oscilación.

unnamed

Cada pieza viene con dos correas intercambiables sin necesidad de herramienta, la primera con una combinación de acero o caucho negro, la segunda con caucho o nubuck, ambas negras.

unnamed (2)

A sus 35 años, Frederique Constant es una manufactura joven cuyo abanico de posibilidades es casi ilimitado. Además de sus principales colecciones, cuyo objetivo sigue siendo ofrecer una relojería tan cuidada como asequible, la Maison ha ido ampliando progresivamente su gama con piezas más elitistas para los expertos coleccionistas. El tourbillon y el calendario perpetuo se encuentran sin lugar a duda entre sus complicaciones más populares. Frederique Constant mira así hacia el futuro, con la intención de ofrecer una relojería cada vez más vanguardista, con una estética cada vez más delicada y acabados constantemente revisados ​​y enriquecidos.

UN ESTUCHE LISTO PARA VIAJAR

En cuanto al estuche, es una creación original especialmente diseñada para estas ediciones limitadas. Es una reproducción fiel de una flight case, la maleta con el equipo que todos los músicos llevan en sus giras. Reforzado por todo el perímetro, la flight case es emblemática de los conciertos, del ambiente entre bastidores y de los materiales más valiosos. Aquí es donde el Highlife del artista se acomoda, en el centro de un interior de color negro entre la correa adicional y la firma de la edición limitada.

frederique-20nov